Arachnida

Arácnidos

Rango temporal: Silúrico final - Reciente


Scorpio maurus
Taxonomía
Dominio: Eukaryota
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Chelicerata
Clase: Arachnida
Órdenes
[editar datos en Wikidata]

Los arácnidos (Arachnida, del griego aráchne, "araña" e -ιδες -ides, "perteneciente a un grupo") son una clase de artrópodos quelicerados de la que han sido descritas más de 102 000 especies.[1] Incluye formas tan conocidas como las arañas, las garrapatas y otros ácaros, o los escorpiones.

Características

Anatomía externa

El cuerpo posee dos regiones o Tagmas más o menos diferenciados, el prosoma (o cefalotórax) y el opistosoma (o abdomen). Los apéndices se insertan en el prosoma y son un par de quelíceros, junto a la boca, un par de pedipalpos, a veces muy desarrollados y cuatro pares de patas locomotoras.

Carecen de antenas, y suelen tener uno o más pares de ojos simples, en lugar de grandes ojos compuestos como los insectos. En algunos casos esos ojos son muy eficaces para su tamaño.

Aparato digestivo

Consta de tres partes, estomodeo, mesodeo y proctodeo, de las que la primera y la última son de origen ectodérmico y la intermedia endodérmica. Se alimentan succionando líquidos más que tragando porciones sólidas, para lo cual a menudo realizan una predigestión externa secretando o inyectando enzimas digestivas sobre el alimento. Salvo los ácaros, que son sobre todo detritívoros, son lo más a menudo depredadores, y algunos grupos inyectan veneno con los quelíceros o el telson (último segmento del cuerpo).

La mayoría de los arácnidos son carnívoros. La digestión se hace en parte fuera del cuerpo. La presa es retenida por los quelíceros y sobre ella se vierten jugos digestivos producidos por el mesodeo (intestino medio). El alimento, cuando ya es líquido, pasa a una cámara prebucal, luego a la boca, faringe, esófago e intestino medio. La faringe es el principal órgano de bombeo o aspiración. Posee músculos longitudinales y otros de inserción externa, que modifican su diámetro y su volumen. El esófago, en algunos arácnidos funciona como bomba auxiliar. En el mesodeo hay un tubo central, y divertículos auxiliares situados en el cefalotórax y en el abdomen. En la pared del mesodeo hay células que producen las enzimas digestivas que efectúan la digestión parcial del alimento, y también se producen otras enzimas, que completan allí la digestión química. Parte del alimento digerido es almacenado en las células de los divertículos y el resto es absorbido por la pared del mesodeo. En la parte posterior del abdomen se encuentra el intestino corto y luego el ano. A este sector se lo denomina proctodeo. Algunas especies de arañas pueden permanecer más de dos años sin ingerir alimento. Y algunos escorpiones hasta un año.

Circulación

En los arácnidos existen dos corazones, que aparecen como un tubo dorsal, situados en una cámara pericárdica, en la mitad anterior del abdomen. Primitivamente estos corazones estaban segmentados, y presentaban dilataciones entre cada segmento. A cada lado de los corazones hay una hendidura, que permite el ingreso de la sangre desde la cámara pericárdica.

Respiración

En los arácnidos podemos encontrar distintos órganos encargados del intercambio de gases respiratorios: filotráqueas o pulmones en libro, tráqueas, o ambas a la vez.

Excreción

El producto de excreción más importante en los arácnidos es la guanina (base nitrogenada). Como tipo de glándulas de excreción pueden presentar dos (pueden tener uno u otro, o los dos a la vez).

Sistema nervioso

Está sumamente concentrado, pues se ha producido la fusión de numerosos ganglios nerviosos, formando una gran masa que se conoce como cerebro. Con este nombre se designa una masa ganglionar anterior, situada sobre el esófago y dividida en dos sectores. El sector anterior está en conexión con los centros y nervios ópticos; el posterior inerva los quelíceros. En algunas especies los ganglios abdominales han emigrado hacia delante y a veces resulta un solo ganglio situado en el cefalotórax. En otras especies subsisten los ganglios abdominales. Por eso puede decirse que forman una especie de collar o anillo alrededor del esófago.

En los arácnidos podemos encontrar los siguientes receptores sensitivos:

Reproducción

Los arácnidos son siempre unisexuados, con desarrollo generalmente directo. Las gónadas están ubicadas en el abdomen y pueden ser únicas o pares. Existe transmisión indirecta de espermatozoides en casi todos los arácnidos, con producción de paquetes de espermatozoides (espermatóforos) que luego son introducidos en el cuerpo de la hembra con el pedipalpo del macho. La hembra reacciona frente a estímulos químicos, táctiles y visuales.

Producción de seda y fabricación de telarañas

Todos los araneidos tienen la capacidad de producir seda, si bien solo algunas especies tejen telarañas. La seda es una escleroproteína líquida que se solidifica con contacto con el aire. Las telas pueden ser lisas, en embudo o en red. La seda también la utilizan las arañas para otros muchos fines: confección de capullos para alojar huevos, construcción de redes que lanzan para capturar presas, para transportar el esperma, para englobar las cutículas de las mudas, para tapizar el interior de las galerías que construyen, para construir trampas de caza, para dejarse llevar por el viento, etc.

Biología y ecología

Los arácnidos son ovíparos (se reproducen mediante huevos) pero algunas especies nacen directamente de la madre (ovovivíparos). El comportamiento de cortejo es a menudo muy elaborado, y en muchos casos se observa cuidado parental, un rasgo raro fuera de los vertebrados.

Son más abundantes y variados en climas cálidos, pero están presentes en todos los climas no polares, y entre las arañas y los pseudoescorpiones se encuentran algunos de los pocos animales capaces de vivir en las cumbres más altas de la Tierra.

Origen y diversidad


Trilobita



Xiphosura




Eurypterida


Arachnida


Scorpiones




Opiliones




Pseudoscorpiones



Solifugae








Acari




Palpigradi



Pycnogonida








Trigonotarbida



Ricinulei





Araneae




Amblypygi




Uropygi



Schizomida










Filogenia de los arácnidos (según Giribet et al. 2002)[2]

Existen más de 102.000 especies de arácnidos, y son el segundo grupo más numeroso del reino animal, después de los insectos, y casi dobla en especies a los vertebrados. Los actuales se clasifican en 11 órdenes, de los que los más nutridos en especies son las arañas, los ácaros y los opiliones. Existen además grupos que sólo se conocen como fósiles. Una clasificación moderna contiene los siguientes grupos (aunque la categoría taxonómica asignada aquí puede ser discutida):

Véase también

Referencias

  1. Chapman, A. D., 2009. Numbers of Living Species in Australia and the World, 2nd edition. Australian Biodiversity Information Services ISBN (online) 9780642568618
  2. Gonzalo Giribet, Gregory D. Edgecombe, Ward C. Wheeler y Courtney Babbitt (2002). Phylogeny and Systematic Position of Opiliones: A Combined Analysis of Chelicerate Relationships Using Morphological and Molecular Data (en inglés) 18 (1). pp. 5-70. doi:10.1111/j.1096-0031.2002.tb00140.x.

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia. The text is licensed under Creative Commons - Attribution - Sharealike. Additional terms may apply for the media files.