Exploración física

Exploración física de un paciente

La exploración física o examen clínico es el conjunto de maniobras que realiza un médico para obtener información sobre el estado de salud de una persona. La ciencia encargada de su estudio se denomina Semiología clínica. La exploración clínica la realiza el médico al paciente, después de una correcta anamnesis en la entrevista clínica, para obtener una serie de datos objetivos o signos clínicos que estén relacionados con los síntomas que refiere el paciente. La información conseguida mediante la anamnesis y la exploración física se registra en la historia clínica, y es la base de un juicio clínico inicial a partir del cual se solicitan o no determinadas exploraciones complementarias, que confirmen el diagnóstico médico de un síndrome o enfermedad.

En muchas ocasiones una correcta exploración clínica, acompañada de una buena anamnesis, ayuda a establecer un diagnóstico sin necesidad de la realización de pruebas clínicas o exploraciones complementarias más complejas y costosas. Además, la exploración física establece un contacto físico estrecho entre el médico y el paciente, consiguiendo así confianza en la relación médico-paciente.[1]

Identificación del paciente

Es necesario identificar correctamente al paciente para evitar errores a la hora de asignar datos, pedir pruebas o indicar planes terapéuticos. Incluye los siguientes datos de filiación:

Métodos

Primarios

Auscultación de un bebé

Clásicamente la exploración física es la percepción de los signos clínicos presentes en el paciente por los sentidos del médico. Se compone de:

Secundarios

Son maniobras sencillas realizadas por el médico con el apoyo de instrumentos como una fuente de luz, un fonendoscopio, un esfigmomanómetro, un martillo de reflejos, etc.

Inspección general

Inicialmente se hace una inspección general del paciente, evaluando su:

Constantes vitales

Tipos

La exploración médica puede realizarse por aparatos o sistemas, o segmentaria cuando se centra directamente en una determinada zona corporal según los síntomas que refiere el paciente.

Exploración por aparatos o sistemas

Examen del aparato respiratorio por espirometría

Según el aparato o sistema estudiado la exploración física se denomina:

Examen físico segmentario

Cabeza

Tamaño: normocéfalo, microcéfalo, macrocéfalo

Forma: braquicéfalo, dolicocéfalo, turricefalo

Perímetro craneano (en niños)

Cuello

Tórax

Forma, simetría, uso musculatura accesoria, retracción o abombamiento de espacios intercostales, elasticidad, expansión, movilidad de la caja torácica, dolor, masas, percusión. Lesiones, cicatrices, cambios de coloración.

Simetría, textura, aumento de volumen, presencia de masas, retracción, secreciones, cambio de coloración, sensibilidad.

Abdomen

Forma: plano, excavado, distendido, abombado, globuloso, en delantal.

Es importante tratar de palpar las vísceras para detectar agrandamientos o anomalías. El examen físico abdominal se realiza dividiendo el abdomen en 9 cuadrantes y se comienza por el hipocondrio izquierdo en sentido antihorario. En caso de que el paciente presente dolor se deberá comenzar por el lado opuesto al dolor y la región de dolor deberá ser la última.

Espalda

Piel, músculos, huesos.

Extremidades superiores e inferiores

Coloración, pulsos, sensibilidad, higiene. Edema, varices

Genitales

Escala de Tanner, hemorragia, dolor, secreciones, inflamación, masas, higiene.

Véase también

Referencias

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia. The text is licensed under Creative Commons - Attribution - Sharealike. Additional terms may apply for the media files.