Fiebre

Fiebre
(nombre de signo clínico)

Un termómetro clínico de mercurio mostrando una temperatura de 38,7 °C
Clasificación y recursos externos
CIE-10 R50
CIE-9 780.6
CIAP-2 A03
DiseasesDB 18924
MedlinePlus 003090
eMedicine med/785
MeSH D005334
 Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

La fiebre es un síndrome (conjunto de síntomas y signos) cuyo signo principal es la hipertermia. Pero no es imprescindible, pues puede haber fiebre sin hipertermia. Decimos que la hipertermia es el signo principal, el más frecuente, el más fácil de medir, y el primero que se manifiesta. La fiebre es la respuesta del organismo a agentes de naturaleza infecciosa (que es lo más frecuente) o a causas no infecciosas (toxinas de resorción, lesiones en ciertos territorios nerviosos, etc). Hablamos así de fiebre séptica en el primer caso y aséptica en el segundo.

Signos de la fiebre

Los signos de la fiebre son:

Existe también un aumento del catabolismo proteico durante la fiebre con una mayor excreción de urea, que se acentúa en el momento del descenso de la temperatura. También el catabolismo graso aumenta durante la fiebre. Y cuando la dieta no aporta bastantes hidratos de carbono se produce una tendencia a la acidosis. En el análisis de orina verificamos una albumina llamada febril.

La temperatura normal del cuerpo humano oscila entre 35 y 37 °C.[1] Las fiebres por encima de los 40,5 °C pueden amenazar proteínas de vital importancia, provocando estrés celular, infarto cardíaco, necrosis de tejidos, ataques paroxísticos y delirios.[cita requerida]

Debido al sistema inmunitario poco desarrollado con el que cuentan los niños, son más propensos a sufrir fiebres elevadas.[cita requerida]

Pirógenos exógenos

Son sustancias externas al cuerpo humano. Puede tratarse de microorganismos, productos de los microorganismos como endotoxinas liberadas por bacterias gram (–), o el ácido lipoteicoico o el peptidoglicano de las bacterias gram (+); agentes químicos (anfotericina, fenotiazidas).

Origen no microbiano

Pirógenos endógenos

Los pirógenos endógenos convergen a una región cerebral que regula la fiebre, el área preóptica del hipotálamo anterior (POA: preoptic area). Mecanismo controvertido, ya que los pirógenos endógenos tienen que atravesar la barrera hematoencefálica la cual es impermeable a ellos. Al menos dos rutas se evidencian: transporte activo a través de la barrera hematoencefálica por transportadores específicos para citoquinas; transferencia de mensaje donde la barrera hematoencefálica tiene fenestraciones, es decir en los órganos circumventriculares sensoriales particularmente en el organum vasculosum laminae terminalis (OVLT).

Pero hay otras rutas alternativas: la circulación de citoquinas inducen la generación de prostaglandina E2 (PGE-2) y tal vez prostaglandinas F2a (PGF-2a) permeable a la BHE, el mediador putativo más proximal a la fiebre, por las células endoteliales de la microvasculatura cerebral o perivascular como la microglía y macrófagos meningeales.

Directamente trasmisión al POA de los mensajes de los pirógenos vía aferentes periféricas (mayormente vagales) activado por citoquinas.

Signos clínicos de fiebre

Inicio (estado frío o de escalofríos)
Curso

Niveles de fiebre

En el ser humano, las temperaturas superiores a 42 °C son mortales usualmente.[cita requerida] Siempre que dudemos de la temperatura axilar de un paciente, podremos tomar la temperatura rectal. La temperatura real del paciente será la que el termómetro nos indique restando 1°C a la temperatura mostrada. Por ejemplo, si un paciente muestra una temperatura axilar y dudamos de si es la temperatura correcta (vamos a poner el caso de un paciente que presenta signos y síntomas de fiebre pero el termómetro nos muestra una temperatura de 37°C, entonces tomaremos la temperatura rectal. Si el termómetro nos indica 39.5°C, restaremos 1°C y esa será la temperatura indicativa (38.5°C)

Causas

La fiebre está relacionada habitualmente con la estimulación del sistema inmunitario del organismo. En este sentido, puede ser útil para que el sistema inmunitario tome ventaja sobre los agentes infecciosos, haciendo al cuerpo humano menos receptivo para la replicación de virus y bacterias, sensibles a la temperatura.

Además de las infecciones, son causa de fiebre el abuso de anfetaminas y la abstinencia de una sustancia psicotrópica en un adicto a ella, así como la recepción de calor emitida por maquinaria industrial o por insolación.

Reacciones en el ser humano a las diferentes temperaturas corporales

Temperatura

Frío

Algunos tipos de fiebre

Véase también

Referencias

  1. «Fiebre», artículo en español en el sitio web estadounidense MedlinePlus Enciclopedia Médica.
This article is issued from Wikipedia. The text is licensed under Creative Commons - Attribution - Sharealike. Additional terms may apply for the media files.