Presión arterial

La presión arterial (PA) es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Esta presión es imprescindible para que circule la sangre por los vasos sanguíneos y aporte el oxígeno y los nutrientes a todos los órganos del cuerpo para que puedan funcionar correctamente. Es un tipo de presión sanguínea.

Componentes de la presión arterial

Figura 1. Mediante un esfigmomanómetro se estiman los dos componentes de la presión arterial.

La presión arterial tiene dos componentes:

Cuando se expresa la presión arterial, se escriben dos números separados por un guion (Figura 1), donde el primero es la presión sistólica y el segundo la presión diastólica.

La presión de pulso es la diferencia entre la presión sistólica y la diastólica.

Presión y tensión arterial

La presión arterial es la fuerza por unidad de superficie que ejerce la sangre al circular por las arterias, mientras que tensión arterial es la forma en que las arterias reaccionan a esta presión, lo cual logran gracias a la elasticidad de sus paredes. Si bien ambos términos se suelen emplear como sinónimos, es preferible emplear el de presión arterial. De hecho, su medida se describe en unidades de presión (por ejemplo, mm de Hg).

La relación entre ambas se puede expresar mediante la ley de Laplace:

donde T es la tensión, P es la presión y r el radio de un vaso sanguíneo.

Una presión arterial normal ronda entre los 120/80 mm de Hg,[1] mientras que para un atleta puede ser menor y rondar entre 100/60 mm de Hg

Sistemas de regulación de la presión arterial a nivel global

Medida de la presión arterial

Esfigmomanómetro para la medición manual de la presión arterial

La presión arterial es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Tradicionalmente la medición de dicha presión se ha llevado a cabo mediante la utilización conjunta de un estetoscopio y un esfigmomanómetro (véase la Figura 1) o bien de un manómetro aneroide; hoy se utilizan fundamentalmente tensiómetros automáticos o baumanómetros. Para realizar su medida se recomienda que el sujeto permanezca relajado, en una habitación tranquila y con temperatura confortable. El punto habitual de su medida es en el brazo. La presión arterial se expresa normalmente en milímetros de mercurio (mmHg) sobre la presión atmosférica.

Los valores normales de presión arterial varían entre 90/60 y 130/80 mmHg. Valores por encima de 140/90 mmHg son indicativos de hipertensión arterial o presión arterial alta y por debajo de 90/60 son indicativos de hipotensión arterial o presión arterial baja. Estos valores dependen de la edad (se incrementan con el envejecimiento)[2] y del sexo (son menores en las mujeres).[3] También hay que señalar que estos valores no son constantes a lo largo del día, sino que presenta una gran variabilidad. Los valores más bajos se registran durante el sueño.[4]


Hipertensión arterial en niños y adolescentes


En las últimas décadas se ha observado que la alimentación tiene un rol primordial en el desarrollo de enfermedades crónicas, y no solo en las poblaciones adultas, sino también en la población joven. Una de las que se ha manifestado recientemente en esta población es la hipertensión arterial.


En 1987, el segundo grupo de trabajo del Programa Nacional de Educación en HTA de Estados Unidos de América presentó un informe que permitió estandarizar el método para diagnosticar la hipertensión arterial en niños y adolescentes. Anteriormente se venían utilizando las cifras de adultos al carecer de estadísticas de la distribución de la presión arterial en adolescentes, .

Uno de los progresos más importantes en los últimos años ha sido el desarrollo de las nuevas tablas de presión arterial ajustadas por estatura, sexo y edad publicadas por el "National High Blood Pressure Education Program Working Group on High Blood Pressure in Children and Adolescents", estableciendo los percentiles 50, 90 y 95 para definir presión normal, pre-hipertensión e hipertensión, respectivamente.[5][6]

Los valores considerados para este grupo de sujetos son los siguientes.

Trastornos de la presión arterial

Referencias

  1. http://www.ash-us.org/documents/BloodPressureHealthSpanish.pdf
  2. Landahl S, Bengtsson C, Sigurdsson JA, Svanborg A y Svardsudd K. 1986. Age-related changes in blood pressure. Hypertension 8(11): 1044-1049
  3. Reckelhoff JF. 2001. Gender differences in the regulation of blood pressure. Hypertension 37(5):1199-1208.
  4. Beevers G, Lip GYH y O'Brien E. 2001. Blood pressure measurement Part I—Sphygmomanometry: factors common to all techniques. British Medical Journal 322(7292): 981-985.
  5. The fourth report on the diagnosis, evaluation, and treatment of high blood pressure in children and adolescents. PMID 15286277.
  6. Lurber, E. Management of High Blood Pressure in Children and Adolescents: Recommendations Of The European Society Of Hypertension. PMID 20627747. doi:10.1016/j.anpedi.2010.04.001.

Bibliografía

This article is issued from Wikipedia. The text is licensed under Creative Commons - Attribution - Sharealike. Additional terms may apply for the media files.